Una visita casual a la casa de mi novia que como todos los días termina en un revolcón tremendo y una cogida sin igual.

Como todas las noches voy a visitar a mi novia en su casa luego de trabajar, hoy como siempre al llegar ella se encontraba muy cachonda y con ganas de destrozar mi verga con su coño, yo comencé a besarle y a desvestirle hasta llegar a su coño, ahí me detuve y se lo chupe hasta colocarla bien húmeda, ella me regresó la chupada haciendo el popular 69 y me coloco muy erecta la verga mientras yo continuaba chupando su pussy y momentos después comencé a penetrarla porque estábamos muy calientes y con ganas de completar la satisfacción que estábamos dándonos y no había mejor que metiendo todo mi pene en su coño, la penetre de lado y en la posición del perrito hasta llegar al clímax y derramar toda mi leche en su espalda, fue demencial.


Videos recomendados